Criminales nazi dirigian hogares para niños en la Alemania de la posguerra - Imperio Noticias

>

Criminales nazi dirigian hogares para niños en la Alemania de la posguerra

En la Alemania de la posguerra los criminales nazis administraban hogares para niños y la violencia que impartían era lo más normal del tiempo.




A los criminales de la guerra nazis se les permitió administrar casas de vacaciones para niños en la Alemania de la posguerra, donde el castigo corporal draconiano y la intimidación eran normales.

Surgen historias de abusos nazis a niños



-


Otro director del hogar infantil fue Albert Viethen, un médico y miembro de varias organizaciones nazis fue acusado de sacrificar a unos 20 niños bajo el régimen nazi, así como también lo acusaron de cómplice de asesinato en 1963, pero el caso en su contra se abandonó por falta de pruebas.

Viethen dirigió una casa de spa para niños llamada "Schönsicht" en Berchtesgaden, Baviera, donde varios sobrevivientes describieron abusos de rutina.

Las revelaciones agregan una nueva dimensión a las experiencias de los llamados "Verschickungskinder" ("niños despedidos") y los hogares de educación especial que existieron en Alemania Occidental desde la década de 1950 hasta la de 1980.

-Anja Röhl ha fundado la organización 'Verschickungskinder' para las víctimas, ahora tiene 3 mil miembros.

Una iniciativa de supervivientes y un grupo de autoayuda recientemente fundado ha estimado que entre 8 y 12 millones de niños fueron enviados a esos hogares en ese período, a menudo por recomendación de médicos, escuelas y autoridades de bienestar juvenil, como "tratamiento de spa "para niños pequeños pagados por aseguradoras de salud pública.

Las historias de abuso apenas han comenzado a surgir en los medios de comunicación en los últimos años, en parte porque las autoridades locales a menudo han negado las historias, con el argumento, por ejemplo, de que "estos son recuerdos, no evidencia", como la periodista Lena Gilhaus en 2017, cuando escribió sobre la experiencia de su padre.

Gran parte de la evidencia para la nueva investigación se basó en la investigación de Anja Röhl, ella es sobreviviente de una casa en Hamburgo, que recopiló 250 relatos de primera mano durante los últimos diez años después de que publicó un artículo en 2009 sobre su propia experiencia. Su organización Verschickungskinder fundada hace dos años, ahora tiene más de 3 mil miembros.

Alemania

Las historias que recopiló estaban respaldadas por documentos que encontró, en particular quejas presentadas por padres y autoridades de bienestar juvenil. "Los niños regresaron más enfermos que cuando se fueron, estaban desnutridos, tuvieron que ser hospitalizados", dijo Röhl. "A veces estaban tan perturbados que no reconocían a sus padres".

Estas cartas aparentemente fueron simplemente ignoradas por los directores internos, aparentemente protegidos por intereses políticos. Pero la mayoría de los niños, dijo Röhl, estaban demasiado avergonzados o traumatizados para hablar ellos mismos de sus experiencias.

En un caso particularmente espantoso, un sobreviviente dijo que se comió la manga de su pijama en la casa y que estaba demasiado avergonzado para contarle a su madre lo que había sucedido. En otros casos, los padres simplemente no creían en los relatos de sus hijos.

Röhl cree que la conexión entre estas casas y el antiguo régimen nazi fue fuerte, en parte porque el sistema de casas de vacaciones para niños se fundó originalmente en la década de 1930. "Creemos que el personal femenino de los campos de concentración utilizó los hogares de los niños como lugares para huir, donde podían encontrar trabajo", dijo. "Pero eso no lo sabemos con seguridad".

"Creemos que el concepto nazi de los seres humanos jugó un papel importante aquí", agregó Röhl, en parte porque el personal de las casas había sido educado en gran medida bajo el régimen nazi.

Los cientos de recuerdos que recopiló compartían muchas características comunes: los niños fueron sometidos a un régimen de disciplina extrema, castigos corporales frecuentes, fueron separados de sus hermanos, dejados en confinamiento solitario o obligados a dormir en la misma habitación que los niños mayores que los intimidaban.

La comida terrible también fue un tema constante: los sobrevivientes describieron haber sido alimentados a la fuerza al atarles el cabello a una mesa y echarlos hacia atrás, o ser obligados a comer su propio vómito.

Síguenos en Facebook y entérate de las noticias trend de la semana

No hay comentarios.:

Publicar un comentario


Ofertas especiales! Click aquí y revisa hoy el catalogo de productos trend en oferta mas vendidos por modelo y marca!